Colaboración con los indígenas Mapuches

En junio de 2012 las primeras 40 familias indígenas recibieron su contrato por una hectárea de plantación de rosa mosqueta, en una ceremonia de inicio del proyecto de responsabilidad social. Las familias participantes utilizan su propia finca o se les proporcionó una hectárea para el cultivo de rosa mosqueta. A día de hoy, más de 80 hectáreas están siendo cultivadas por familias Mapuches. El proyecto continúa con nuevas familias que se adhieren a nuevos proyectos de plantación.

Las primeras experiencias del proyecto han dado lugar a adelantos tales como una mejor sobrevivencia de la planta (reducción de nuevas plantaciones) durante el primer año crítico y la mejora del sistema de riego.

Coesam es responsable del proceso de replantación y de prestar apoyo a las familias Mapuches con respecto al riego, poda y cosecha. Coesam les compra todos los frutos cosechados, con lo que las familias tienen asegurado su sustento.

Dos proyectos admitidos

Los siguientes proyectos se aprobaron en el sur de Chile:

  • “Alianzas Productivas con pueblos originarios (Mapuches) para el cultivo de Rosa canina AP-4, en la región de La Araucanía”, financiado por el Programa Orígenes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI).
  • “Implementación de un modelo empresarial para la producción, administración y comercialización de la Rosa canina AP-4 y sus derivados de la región de Los Ríos en el sur de Chile”, financiado por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), una agencia del ministerio de agricultura de Chile que promueve innovación.

Coesam Scandinavia es miembro del Coesam Group y asiste al grupo proporcionando apoyo científico, ventas y marketing en Europa.